miércoles, 18 de abril de 2018

Historia de amor.

Te amé mucho más de lo que amé al mar
tal vez porque sabía que éste era el final
tu nombre de cielo, quedó grabado en la nieve
para que pudiera recordarte
cuando despertara todas las mañanas...

Te amé mucho más, mucho después
nosotros que no pudimos con esta vida y su revés
tu amor que partió contigo en una barca rumbo al infinito
para perderse detrás de un último atardecer...

Esta historia de amor que fue y será
recuerdo en todas las estaciones de la memoria
que fue un montón de “infinitos” y que fue verdad
pero que de soledad e incertidumbre se dejó morir
muy lejos, de ti y de mí...

Esta historia de amor que alguna vez prometió regresar
y tú, que pensaste que nunca la volverías a encontrar
y yo, que me quedé esperándola junto al mar.

Y aunque ahora sé que estamos más viejos, y un poco más lejos
sé que aún podría recorrer cada uno de los viejos caminos
porque como desde siempre, tú fuiste y serás mi destino
y eso ni Dios, ni los años y los dolores, lo podrán cambiar...

Y si siempre te amé mucho más que al cielo
fue culpa del viento que venía desde la eternidad
porque así aprendí a volar de tu mano
rumbo al infinito, mucho más allá...

Esta historia de amor, la nuestra, la que siempre fue y será
que en alguna otra vida nos prometió regresar
será recuerdos, tu nombre y siempre será verdad
quédate conmigo a esperarla, los dos abrazados, al filo del mar...





Historia de amor.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998