miércoles, 18 de abril de 2018

Horizonte.

No debería perder lágrimas sobre tu foto
y menos creer que en realidad vas a volver
pero que importa, ya me acostumbré a este dolor
porque solamente yo aprendí a amar primero a tu sombra
a estar y no estar cerca de tu corazón
porque solamente yo pude inventar un final feliz
para esta historia...

Y sabes, este horizonte que veo es el recuerdo
que me asalta en las horas más bajas
y se lleva con el viento
todas las palabras que no me animé a decir...

Mis silencios, ésos que tanto odiabas
hoy se han vuelto más que eternos
hoy sólo puedo pedirle una cosa más a esta vida
encontrarte más allá del horizonte
y jamás dejarte partir...

Te amo y en tus brazos moriré
yo que sueño contigo, mujer que no existes
pero a pesar de todo, igual te amo
y ésta es mi historia, la de amarte siempre y para siempre sufrir
escrita con mi sangre y con mi deseo
de poder ver tu rostro el día en que decidiste partir
justo antes de cruzar este horizonte
justo antes de morir...





Horizonte.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998