viernes, 29 de junio de 2018

Morir por ti.

Cuántas veces te asesiné entre sombras
rodeándote con mi espíritu
con tu piel llena de besos imaginarios...

Fuiste demonio al que le vendí parte de mi alma
fuiste mi gran amor para esta canción
tenías en la piel al mar en calma
yo entre dudas me atreví a acariciar...

Cuántas veces intenté escapar
o buscar el lugar o la torre más alta
para poder saltar...

Me quedé en los niveles más bajos del corazón
me mordí los labios y la lengua
para no gritarte este amor...

De los más reales infiernos escapé
porque me resistía al castigo
porque sentía que aún debía cuidarte...

Cuántas veces quise olvidarte
y si me preguntaban por ti, negarte
sólo para que no me vieras así...

Entonces me fui por otro camino
hecho de cobardía, sangre y acero
porque este amor sólo quería morir y matar
y así nos salvé a los dos de este amor tan perverso...





Morir por ti.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998