domingo, 8 de julio de 2018

Mujer.

Mira mi cuerpo todo desgastado
por el sol de los interminables desiertos
mira mi corazón primitivo
después de tanto dolor
y pensar que sólo tus manos amigas
lo pueden curar...

Ya nadie podrá vencer tu engaño
pero yo soy el tiempo que ayuda a olvidar
entonces de tantas estrellas que encuentres vacías
te mostraré cuál es la de mi amor...

Esta noche te escribo desde la oscuridad
porque Dios me contó que a escondidas te vio llorar
y sé que era por esta tristeza de mujer
por tus inquebrantables principios, por mi triste final...






Mujer.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998