lunes, 22 de enero de 2018

El destino y su razón.

Nuestro amor fue por última vez
más que un amor infinito, no lo olvides
pero ahora ya no puedo ni quiero fingir
que todavía podemos seguir siendo dos
esta noche voy a cruzar toda tu vida
intentando encontrar la salida.

Nuestro amor fue por última vez
más de miles de lágrimas, no lo olvides
pero ahora yo necesito pensar
y esta noche voy a irme muy lejos de esta ciudad.

El amor se durmió y esta vez yo me cansé
y si la pasión lo abandonó
yo sé que fue el destino y su razón.

El amor como todo, se fue, y yo me cansé
de querer buscarlo en cada canción
éste es el adiós, yo sólo te pido
que a pesar de todo, me guardes en el corazón.

La vida estuvo engañándonos
y rompió todas las promesas y toda la ilusión
aquí nada queda, excepto el dolor
tú puedes empezar a caminar sola
yo me quedaré buscando el cielo y el sol.

Lo nuestro fue por última vez
más que eternidad y lágrimas, no lo olvides
y ahora necesito encontrar mi propia paz
te pido entonces que no me preguntes nada
porque de repente no me quedan más palabras.

El amor murió y esta vez yo me cansé
de esperarte, de que todo suceda otra vez
lo que el viento se llevó no volverá jamás
y si el destino fue quien nos separó
estoy seguro de que habrá tenido una buena razón.





El destino y su razón.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998

Donde todo podía ser real...

Cuando me sienta solo en esta ciudad
yo estaré golpeando despacio tu puerta
te llevaré por ahí, tal vez a ningún lugar
serán eternas las horas, como antes
y sentiremos que nuevo que todo es real...

Porque a veces te extraño demasiado
y no puedo estar lejos de ti...

Y nos pondremos a soñar
sin sentirnos culpables de nada
y tal vez esperar como antes un amanecer
para despertarnos solamente rodeados por nuestra piel...

Y cuando me canse de escuchar mentiras
cuando mi vida se quiebre en dos
me iré hacia alguna tierra muy lejana
donde no pueda sentirme culpable de nada
sólo para estar junto a ti, todas las noches
como hace mil años atrás
como cuando creímos que todo podía ser real...





Donde todo podía ser real...
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998

¿Dónde estás?

Estás acá, porque sé que estás
pero, ¿dónde que no te puedo encontrar?
llora tu alma, llora de verdad, quizás si siento tu dolor
tal vez así te encuentre.

Tú estás acá, pero no sé dónde...
porque no tengo ojos claros para poder verte
ni manos para buscarte en la oscuridad
y no escucho la voz de esta ciudad diciéndome
dónde te escondiste...

Tu alma está muy lejos, ya no me queda nada
y no sé dónde
pero sé que todavía estás...




¿Dónde estás?
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998