viernes, 27 de abril de 2018

Juguete de cuerda.

Me miras desde tu rincón oscuro
payaso de piedra y de aserrín
tus ojos negros y vacíos
de veras que parecen mirarme...

Madre, tengo miedo de estar solo
por favor no apagues la luz
porque mi habitación cobra vida después de medianoche
mira las sombras de mi ventana
una de ellas parece mi cruz
mientras brillan los ojos de mi juguete de cuerda...

Marchan sobre el piso, soldados de plomo
dime, amo de la noche
¿de qué te servirá mi alma inocente?
soy sólo un niño...

Y aquí estás, fantástico juguete de cuerda
¿dónde me llevarás esta noche?
cualquier lugar con luces estará bien
pero no juguemos a esconder el alma
porque soy pequeño y tengo miedo...

No madre, por favor no te vayas
ya son casi las doce
deja al menos una luz encendida
porque necesito saber que tú estás ahí
o deja esta noche la puerta abierta
porque tengo miedo de jugar otra vez
con mi juguete de cuerda...





Juguete de cuerda.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998

Isabeau & Etienne.

Soy mitad hombre, mitad animal
sólo cuando el cielo estalle, dejaré de amar
porque sé que eres tú quien me cuida
cuando se va la luz del día
soy el que te extraña, a pesar de verte siempre...

Eres mitad mujer, mitad animal
eres como el viento frío
tan libre, tan inmensa como el mar
a veces me pierdo mirándote a los ojos
¿tú también me extrañas cuando llega el sol?

Nosotros que necesitamos menos de un minuto
para decirnos el más puro de los te amo
sólo un minuto de luz y de oscuridad
para verme en tus ojos humanos
para que te veas en mis ojos de animal.




Isabeau & Etienne.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998

Infinita y pura.

Me gusta compararte con el cielo, infinita y pura
o confundirte con el mar, profunda y solitaria
tú que caminas por los bosques de esta vida
sin esperar demasiado de ella.

Yo a veces, en tus recuerdos vuelvo atrás
y te busco, profunda y solitaria, como el mar
ángel que duermes sin poder despertar
que tienes un espíritu que dejó de creer en los demás.

Nadie puede vivir completa y eternamente solo
tú, que necesitas el amor humano que olvidaste
déjame entrar en ti, aunque sea tu maldito amigo
seré la promesa de un nuevo día, romperé tu locura
paloma dueña de este cielo, infinita y pura.





Infinita y pura.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998