miércoles, 12 de septiembre de 2018

Patrullero del infierno.

Un niño murió bajo el aliento del dragón
y nadie encontró jamás un culpable
un cuervo vuela desde el más allá
con sus ojos llenos de muerte
vio la verdad...

Era un gran soldado vestido de azul
que a cada paso dejaba un vacío de muerte
por sus venas corría sangre y acero
sus manos se movían, ansiosas por matar...

Sus ojos rojos veían en la oscuridad
mientras un alma inocente sonreía
con un juguete que parecía de verdad
no hubo tiempos, él los detuvo
su arma enfrentó a la duda y al miedo
supongo que el odio pudo más...

Lágrimas y sangre mojaron el piso
un grito desgarró el buen corazón de una madre
el poder del ser superior le permitió ganar
aunque hoy yo escriba acerca de su destino
nadie podrá sacar de sus noches de silencio
el grito de la palabra asesino...





Patrullero del infierno.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998

Para verte siempre.

Perdido en tus recuerdos
me verás morir muy triste y solo
hace años le pedí un deseo a una estrella
para que regresaras, y no olvidaras la última vez...

¿Y cuál de todos los miedos no te dejó escuchar?
¿fueron acaso los torpes latidos de mi corazón?
¿y cuál de todas las dudas fue la que no te dejó correr
libre por el mundo?

Lo que fuimos antes, ya no lo recuerdas
ningún ángel me dejó quedármelo
a pesar de las promesas irrompibles que nos hizo este amor
a pesar de ser valientes y enfrentarnos al dolor...

Y sólo por tenerte, me olvidé de mí mismo
y me encontré hundido en la soledad
bajé mil trozos de cielo azul
y no pudiste sentir mi amor al respirar...

Este amor por el cual moriría una y mil veces
al cual le vendería el alma para que fueras feliz
fue así como me quedé dormido pensando en tu amor
sólo para que en mis sueños, pueda verte siempre...





Para verte siempre.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998