miércoles, 10 de octubre de 2018

Porque aún puedo sentirte en mi piel.

Yo que soñaba con tus ojos esta noche
sin saber que el infinito y las estrellas lloraban
yo que me quedé dormido pensando en tu amor
tú partías en secreto hacia el Sur
y aún así me pareció sentirte en mi piel...

Yo que soñaba esa noche con tus manos frías
y con el amor puro que allí escondías
la tormenta se fue pero las nubes no me dejaron verte
y a pesar de que el viento te llevaba hacia el Sur
aún así me pareció sentirte en mi piel...

Tú que no sabes cómo duele vivir así
será que la mayoría de las veces puedo escucharte sonreír
aunque sé que hoy todo es muy distinto al ayer
porque estás muy lejos, porque ya no sonríes
porque es imposible convencerme al decir que no te fuiste
es así que inventaría otro sueño en una cruz
e imaginaría que ayer no cerraste despacio la puerta
y marchaste despacio, hacia el Sur...





Porque aún puedo sentirte en mi piel.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998

Por tu tiempo.

Hoy inventé una canción de amor
escrita entre lo absurdo y lo real
yo canto en silencio para no despertarte
porque esta vez quiero que te tomes tu tiempo.

Hoy dejé al amor entre puntos suspensivos
y dejé escondido tu nombre entre mentiras y promesas
a oscuras te pido que no te apures en ver el sol
yo puedo guardarlo entre las nubes por tu amor.

Esta noche haré brillar a las estrellas distantes
deseo con el alma que puedas verlas en tus sueños
no te mostraré lo vacío que es el eco de mi voz
ni el amor perverso que hoy desgarra mi corazón.

Y mañana será igual, la misma historia incompleta
y siempre estarán mis ojos esperando verte despierta
para no despertarte esta noche, cantaré en silencio
porque esta vez quiero que te tomes tu tiempo.





Por tu tiempo.
Al filo de la eternidad.

Todos los derechos reservados.

©1997-1998