lunes, 11 de marzo de 2019

La leyenda de la ciudad del Dorado. (Venezuela)



La leyenda del Dorado quizá sea una de las leyendas venezolanas para niños, más conocidas en el mundo, ya que se originó poco después de que los conquistadores españoles llegaron a territorio sudamericano y comenzaran a buscar la mítica “Ciudad de Oro”.

Se dice que la codicia de los ibéricos inició cuando un indígena que se hallaba cerca de lo que hoy es el país de Venezuela, les enseñó un antiguo ritual en el que se utilizaba el oro como parte fundamental para llevar a cabo un sacrificio humano.

Los cuerpos de todos los participantes, eran bañados primeramente por una sustancia extraña y luego por polvo de oro. Además, en las ofrendas había diferentes tipos de piedras preciosas.

Según algunos historiadores, La Leyenda del Dorado fue extendiéndose por toda Sudamérica hasta llegar a regiones como Perú o Argentina. Lo malo fue que, en cada una de las adaptaciones posteriores, se le fueron añadiendo un sin número de elementos fantásticos que a la postre acabaron con convertirla en una mera leyenda urbana.

La gente que ha escuchado esta historia, se imagina una ciudad cubierta completamente de oro en la que además existen varias esculturas hechas con piedras preciosas, como las esmeraldas, los zafiros, los rubíes y desde luego los diamantes.

Lo cierto es que este tipo de historias llegaron a surgir debido a que América Latina es un territorio geográfico plagado de minas. El más famoso de todos los exploradores (algunos aseveran que inclusive llegó a Venezuela), fue Sir Walter Raleigh.